15 consejos para teletrabajar contento (y no morir en el intento)

15 consejos para teletrabajar contento (y no morir en el intento)


El teletrabajo siempre ha existido. De hecho, muchas empresas lo gestionan de manera habitual. Aunque, en la época actual, ha pasado a ser una obligación más que una elección. Pero, ¿sabes qué es el teletrabajo? ¿Y cuáles son los mejores consejos para teletrabajar?

En este post voy a darte una serie de estrategias que te permitan afrontar tu día a día en el teletrabajo de manera efectiva.

 

Definición de teletrabajo

 

Cuando hablamos de teletrabajar nos referimos a aquella modalidad por la cual un trabajador ejerce las funciones habituales de su puesto de trabajo desde su hogar.

Teletrabajar supone desempeñar las tareas habituales de nuestro puesto de trabajo de manera remota Clic para tuitear

Evidentemente, no todos los trabajos pueden gestionarse de esta manera. Ni es una modalidad de trabajo que tiene porqué adaptarse a las circunstancias de todas las personas.

 

El teletrabajo durante el coronavirus

 

No obstante, durante la época del COVID-19, tanto empresas como trabajadores hemos tenido que adaptarnos a esta nueva situación. Pasando de manera forzosa a este nuevo formato con la consecuente transformación digital que supone.

Ello ha conllevado mayores niveles de estrés y ciertos problemas anímicos. Por lo que se hace, más importante que nunca, seguir ciertos consejos para teletrabajar que puedan mejorar está situación.

 

¿Cuáles son las ventajas del teletrabajo?

 

Como ves, el hecho de teletrabajar consiste básicamente en desempeñar nuestras funciones habituales pero de manera remota. Y puede tener una serie de ventajas importantes tanto para la empresa como para el trabajador.

 

Ventajas del teletrabajo para el trabajador

– Mayor flexibilidad. Los horarios muchas veces pueden ser gestionados de la manera que ellos dedican.

– Mejores niveles de productividad. Los trabajadores pueden decidir llevar a cabo sus funciones en aquellos momentos en los cuáles son más productivos.

Conciliación familiar. Pasar más horas en casa implica poder pasar más tiempo con la familia.

– Menores niveles de estrés al no encontrarse sometidos al ambiente estresante que muchas veces hay en el trabajo.

Reducción de gastos al no tener que ir físicamente a la oficina.

 

 

Ventajas del teletrabajo para la empresa

– Menos costes. Aunque tengan que proveer a sus trabajadores de los materiales necesarios para trabajar, reducen los costes de las instalaciones.

– Menor absentismo laboral. Disponer de su puesto de trabajo en su propio hogar, conlleva que los trabajadores faltan menos días.

Trabajadores más satisfechos. Al poder conciliar su vida profesional y familiar, los trabajadores se encuentran más involucrados con la empresa.

Retención del talento. La satisfacción de los trabajadores también conlleva una mayor retención de aquellos perfiles profesionales buenos que, en otro caso, podrían querer irse de nuestra empresa.

 

 

Errores frecuentes a la hora de teletrabajar

 

Pero no es oro todo lo que reluce. Y es que, lejos de ser una tarea sencilla, el teletrabajo se ha convertido en un quebradero de cabeza para muchas personas.

La mayor parte de las empresas (y de los trabajadores) no han tenido tiempo para adaptarse al teletrabajo cometiendo una serie de errores. Esto ha generado mayores niveles de frustración, haciendo que esta experiencia sea más complicada de lo que debería ser inicialmente.

 

¿Cuáles son los errores a la hora de teletrabajar?

Dedicar al trabajo más tiempo del debido. Muchas veces, cuando nos encontramos teletrabajando, caemos en el error de dedicar más tiempo del debido al mismo. Esto puede acarrear futuros problemas de estrés y, precisamente por ello, es importante que aprendamos a desconectar.

Exigir a los trabajadores más compromiso y trabajar más horas de las establecidas. Por parte de los empresarios, en ocasiones también ocurre esta situación aunque quizás no de manera tan explícita. Lo cual luego no suele traducirse en la nómina, generando desanimo en los empleados.

Desconcentrarnos con facilidad. Finalmente, también podemos pasar al extremo de no concentrarnos nada cuando estamos teletrabajando. Bien porque tenemos ciertas distracciones o bien porque el cambio de entorno nos supone un problema a la hora de establecer límites en nuestro trabajo.

– Experimentar mayores niveles de estrés. Dado que nos encontramos en una sitio en la cual la incertidumbre aumenta, es posible que nuestros niveles de estrés aumenten. Precisamente por ello es importante que tengamos ciertas técnicas y estrategias para manejar el estrés laboral.

 

 

15 consejos para teletrabajar de manera efectiva

 

Ya sabemos cuáles son los principales inconvenientes de este modelo de trabajo. Pero está claro que el teletrabajo también puede presentar muchas ventajas si lo realizamos de manera efectiva.

A continuación te dejo 15 consejos que puedas aplicar YA en tu día a día.

 

1. Considera el teletrabajo como si estuvieras en la oficina

 

Muchas veces, el hecho de cambiar simplemente el entorno puede hacer que nuestra mente se distraiga. Ubicarnos en un lugar que consideramos nuestro hogar hace que sea complicado de gestionar y que, en ocasiones, no demos al teletrabajo la importancia necesaria.

Busca un espacio para teletrabajar similar al que tendrías en tu centro de trabajo Clic para tuitear

Precisamente por ello es importante que tengas en cuenta que, a la hora de teletrabajar, tienes que comportarte igual que si estuvieras en la oficina. Esto implica tanto derechos como obligaciones. No los pierdas de vista

 

2. Márcate unos horarios de trabajo y cúmplelos

 

Como hemos comentado a la hora de hablar de errores, uno de los más comunes es dedicar más tiempo del debido a nuestro trabajo. Muchas veces, el hecho de aburrirnos en casa hace que dediquemos más tiempo del debido al ámbito profesional y esto puede suponer un grave error.

No descansar ni dedicar tiempo a actividades placenteras puede hacer que generemos problemas de ansiedad y depresión. Precisamente por ello, tenemos que aprender a desarrollar horarios de trabajo y desarrollar nuestras funciones solamente durante los mismos. Dedicando parte del tiempo de nuestro día a día a realizar otras actividades que nos gusten.

 

3. Mantén el contacto con compañeros y otras personas

 

Nunca me cansaré de repetirlo: los seres humanos somos seres sociales. Precisamente por ello, establecer vínculos con otras personas es una de las principales fuentes de placer que tenemos a nuestro alcance.

Establecer videollamadas con nuestros compañeros puede ser clave para mejorar la comunicación ya que, en ocasiones cuando teletrabajamos ésta se vuelve más deficiente. Pero es importante que tengamos también comunicación con amigos o familiares además de con nuestros compañeros.

Al final los compañeros de trabajos suelen estar asociados con el ámbito laboral. Esto implica que, aunque es importante establecer contacto con ellos, no son la misma fuente de placer que aquellas relaciones externas al mismo. Estas últimas serán las que nos permitan desconectar del trabajo.

 

4. Establece un lugar en tu casa que sirva de «oficina»

 

Una de las pautas principales es la de establecer un lugar separado para llevar a cabo nuestro teletrabajo. Muchas veces caemos en el error de situarnos en el salón o en alguna sala que nos resulte más o menos cómoda y familiar.

Si no separamos los espacios de trabajo de los de ocio, corremos el riesgo de no desconectar. Mezclaremos ambientes. Evidentemente, esto se complica en caso de que no dispongas de varias habitaciones, en cuyo caso quizás sea interesante plantear un espacio de trabajo que puedas “desmontar” cuando finalice la jornada.

 

5. Incluye actividades placenteras en tu día a día

 

Uno de los grandes errores a la hora de teletrabajar es dedicar todo el día a realizar tareas que debemos hacer. Otorgando poco tiempo a actividades placenteras.

Aunque pueda parecer una visión demasiado hedonista, lo cierto es que si privamos a nuestro cerebro de realizar tareas que le provoquen placer, le estamos castigando.

Las actividades placenteras mantienen al cerebro contento y activo Clic para tuitear

En ese caso, ¿qué es lo que ocurrirá con mayor probabilidad? Que nuestros niveles de estrés suban, pudiendo incluso comprobar problemas anímicos.

 

6. Busca “planes” para entretener a tu cerebro

 

Debemos tener a nuestro cerebro entretenido en aquellos momentos en los que debe trabajar. Pero también para aquellos en los cuáles no es horario laboral.

Al estar en casa todo el día corremos el riesgo de entrar en un círculo vicioso de inactividad que terminará generando más apatía. Precisamente por ello, debemos incorporar ciertas actividades como puede ser leer, escuchar música, etc..

 

7. Desconecta el teléfono y la televisión

 

Cuando nos encontramos fuera de la oficina y en la comodidad de nuestro hogar podemos caer en el error de distraernos más fácilmente. Es decir, estar más pendientes del teléfono móvil o incluso encender la televisión mientras estamos trabajando.

Muchas veces no nos damos cuenta, pero la tecnología satura nuestro cerebro. De hecho, en los últimos años han surgido nuevas adicciones relacionadas con ello.

Estas distracciones harán que nuestra productividad disminuya y, además, generaremos una mayor dependencia a las tecnologías.

 

8. Realiza pequeños descansos en tu jornada laboral

 

Habrás escuchado más de una vez lo de que el cerebro tiene una capacidad limitada de unos 30 min de concentración. Esto significa que, si intentamos forzarlo, corremos el riesgo de saturarle con demasiada información.

Nuestro cerebro tiene que descansar para trabajar de manera correcta Clic para tuitear

Precisamente por ello es importante tomarse descansos cortos de unos 5 o 10 minutos para que nuestro cerebro pueda oxigenarse y prepararse para el nuevo rato de trabajo.

 

9. Pide colaboración a tu familia cuando estés trabajando

 

En el caso de que te encuentres en un ambiente laboral en el que están más personas, es importante que les pidas la colaboración necesaria. Esto implica dejar claro que estás trabajando y no deben distraerte.

Muchas veces, las personas que se encuentran a nuestro alrededor dificultan nuestra capacidad de concentración. Como consecuencia estaremos más distraídos y podremos tener ciertos fallos de memoria con respecto a las tareas que estamos ejecutando.

 

10. Arréglate o, como mínimo, no estés todo el día en pijama

 

El hecho de vestirnos le indica a nuestro cerebro que estamos en una situación distinta a la de dormir o relajarnos. Asociamos ciertos estímulos a situaciones y esto mismo ocurre con la ropa que utilicemos.

Vestirnos indica a nuestro cerebro que la situación es distinta aunque nos encontremos en casa Clic para tuitear

De hecho, si empiezas a aplicar esta pauta, notarás como tu estado de ánimo es incluso distinto.

 

11. Aprovecha los momentos en los que seas más productivo

 

Muchas veces el teletrabajo viene acompañado de la posibilidad de flexibilizar nuestro horario. Precisamente por eso, una buena idea es aprovechar aquellos momentos en los cuáles somos más productivos para trabajar.

Si, por ejemplo, sabes que tu cabeza se encuentra más despejada por las tardes, quizás sea mejor aprovecharlas para hacer tu trabajo. Mientras que puedes dedicar las mañanas a otro tipo de tareas. De esta manera podrás organizarte mejor y aumentar tu productividad.

 

12. Planifica tus tareas con una agenda

 

La organización es importante en cualquier situación laboral pero, sobre todo, cuando nos encontramos en un momento en el que nuestros patrones de comportamiento han cambiado tanto como el actual.

Las agendas ayudan a nuestro cerebro a visualizar las tareas pendientes y a organizarnos de manera más efectiva Clic para tuitear

Utilizar una agenda o algún planificador de tareas es algo muy útil ya que te permitirá visualizar de manera gráfica las tareas que tienes pendientes. Y, el hecho de tacharlas, producirá un efecto placentero en tu cerebro.

 

13. Usa la música para acompañar tus tareas

 

Como ya sabes, soy una gran defensora del uso de la música en nuestra vida diaria. Se ha demostrado que suele tener bastantes efectos beneficiosos además de ayudarnos a la hora de desempeñar ciertas tareas.

No obstante, debes elegir aquella música que mejor te funcione. Si sabes que ciertas canciones hacen que tu cabeza se distraiga, opta mejor por aquellas melodías que puedan facilitarte la concentración.

 

14. Utiliza el deporte para reducir el estrés

 

El deporte es uno de los grandes reductores del estrés. ¿Por qué? Porque hace que nuestro cerebro libere serotonina y dopamina a raudales, aumentando el flujo del circuito del placer cerebral.

El aumento del flujo en el circuito del placer cerebral reduce nuestros niveles de estrés Clic para tuitear

Como consecuencia, los niveles de cortisol que experimentamos cuando tenemos un pico de estrés disminuyen y nos sentimos mejor. ¿La conclusión? Realiza actividad física moderada para mantener a tu cerebro contento.

 

15. Cuida tu mente con técnicas de relajación

 

Finalmente, pero no menos importante, está el hecho de que debemos cuidar nuestra mente para que se sienta cómoda y ágil a la hora de trabajar.

Realizar meditación u otro tipo de técnicas de relajación, puede ser una buena opción para preparar nuestra mente para el teletrabajo. Este tipo de técnicas, además de relajarnos, favorecen la concentración y desarrollan un cerebro más ágil para el día de mañana.

 

Conclusiones

 

Teletrabajar puede ser una estupenda alternativa cuando somos nosotros los que tomamos la decisión de hacerlo. En un momento como el actual, en la cual nos hemos visto forzados a ello, nuestro cerebro interpreta de otra manera la situación y puede jugarnos una mala pasada.

Precisamente por ello, es importante seguir estos consejos que nos permiten cuidar nuestra salud mental, la imagen que tenemos sobre nuestro trabajo y nos ayudan a desarrollar mejores estrategias de cara al día de mañana.

Y tú, ¿cómo gestionas el teletrabajo? ¿Se te ocurre algún otro consejo que podamos sumar a esta lista?

 

 

Leer más posts sobre Neuromanagement

 


No Comments

Post A Comment

Acepto la política de privacidad

RESPONSABLE: Salima Sánchez FINALIDAD PRINCIPAL: Envío de mis artículos del blog y novedades LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal (ahí debes insertar el enlace a la 2ª Capa de Política de Privacidad) Data Protection Officer (DPO): (aquí debes poner el nombre y datos de contacto de tu DPO -si lo tienes-) *