20 Consejos para crear tu propia marca personal

 

Hablamos constantemente sobre la marca personal y su utilidad de cara a labrarnos un buen futuro profesional pero, ¿qué es la marca personal? ¿Para qué nos sirve? ¿Por qué es importante que nos creemos una imagen que transmita nuestros valores?

Poco a poco vamos a ir conociendo cuáles pueden ser las ventajas de crear una marca personal efectiva. También vamos a conocer cuales pueden ser los pasos para establecer la nuestra sin morir en el intento. Porque crear una marca personal no es tan sencillo como parece pero puede suponer una gran diferencia respecto a nuestros competidores.

 

¿QUÉ ES LA MARCA PERSONAL? ¿PARA QUE SIRVE?

 

El concepto de marca personal hace referencia al hecho de crear una marca con nosotros mismos, utilizando nuestra imagen y nuestras capacidades para diferenciarnos del resto. Al igual que hicieran muchas empresas creando marcas que se asocian con valores como la humildad o la honestidad, la idea es conseguir potenciar aquello que nos diferencia y crear entorno a esta idea una serie de valores que nos identifiquen.

Pero, como podéis ver definir nuestra marca personal va más allá de elegir un logotipo, o un color como fondo para nuestro blog, si no que más supone adentrarnos en nosotros mismos para conocernos a fondo y proyectar una imagen lo más global posible de lo que somos como profesionales y como personas.

Así que os invito a introduciros en el fantástico mundo del autoconocimiento. Aquel que a los seres humanos suele darnos pavor por el simple hecho de que demuestra que cometemos errores y que no somos tan perfectos como nos gustaría.

 

    PRIMERA FASE: ANÁLISIS PREVIO Y DEFINICIÓN DE OBJETIVOS:

 

Antes de comenzar a construir nuestra propia marca personal es importante que realicemos un estudio previo de la situación que nos rodea ya que,  lanzarnos a crear la marca sin saber qué es lo que queremos conseguir con ella,  es  como si comenzáramos a construir una casa por el tejado. Es imposible que se sostenga y las tejas acabarán cayéndonos en la cabeza.

  1. Conócete a ti mismo:

Estoy segura que si habláramos con aquellas personas que conocemos y les preguntáramos sobre sí mismos nos dirían que se conocen perfectamente. Pero hagamos una pequeña prueba:

  • Probar a definiros con 3 palabras positivas.
    Y ahora con 3 negativas

El segundo punto no ha sido tan sencillo, ¿verdad? Es lógico que nuestro cerebro quiera luchar contra la idea de que somos seres imperfectos que tienen una serie de desventajas y que nos resulte más complicado buscar cosas negativas que positivas. Pero lo cierto es que conocernos a fondo implica ser consciente también de nuestras debilidades y saber qué es lo que debemos hacer para mejorarlas.

Una de las mejores opciones para llevar a cabo un análisis exhaustivo sobre nosotros mismos es realizar un análisis DAFO ya que, de ésta manera, podremos ver de manera más objetiva y global todo lo que se relaciona con nuestras aptitudes y actitudes. Debemos tener en cuenta que nadie es perfecto pero tiene mucho más valor conocer dónde fallamos y poner medidas para solucionarlo.

  1. Potencia tus ventajas y mejora tus debilidades:

Todas las personas tenemos tanto puntos débiles como puntos fuertes y elegir aquellas capacidades en las que somos buenos y que nos permitan destacar es la clave. De esta manera, podremos establecer un plan de actuación que se adapte mejor a nosotros y que nos diferencie del resto.

Os pongo un breve ejemplo personal: después de toda una vida de autoconocimiento yo he aprendido que una de mis grandes virtudes es mi capacidad de aprendizaje. Tengo muy buena memoria y esto implica que puedo adquirir cantidades ingentes de información si elijo el formato y la manera adecuada con lo que mis esfuerzos muchas veces se focalizan en decidir qué es lo que quiero aprender y utilizar la técnica que mejor me viene (que suele ser visual) para sacarle el mayor provecho.

  1. Infórmate sobre el tema:

Pero, ¿qué pasa si no sabemos nada sobre marca personal? Pues, ¿por qué no formarnos sobre la temática? No podemos ser expertos en todo pero si que podemos formarnos en aquello que nos interese aprender.

Existen multitud de expertos y muchos libros que pueden ayudarnos a hacernos una idea más concreta sobre marca personal además de guiarnos sobre el proceso de construcción de la misma. No tengáis miedo a admitir que no sabéis algo, como hemos dicho hasta ahora, lo importante es establecer planes de acción y buscar mejoras.

  1. Establece los objetivos que quieres conseguir:

Una vez hayamos realizado un análisis pormenorizado y nos hayamos formado en el tema deberemos establecer los objetivos. Porque, ¿cómo vamos a llegar donde queremos llegar si no sabemos ni hacia donde nos dirigimos? Empezar a crear una marca personal potente si desconocemos que es lo que queremos conseguir con ella es absurdo ya que nuestros esfuerzos serán difusos y no nos focalizaremos en el resultado final.

Es importante plantearse, entonces, ¿qué es lo que quiero conseguir con mi imagen? ¿quiero establecerme como freelance? ¿Quiero diferenciarme del resto? ¿Mi idea es mejorar profesionalmente dentro de mi ámbito y diferenciarme de otros candidatos?

El establecimiento de objetivos es una fase muy importante y debemos dedicarle el tiempo suficiente.

  1. Define tu target o público objetivo:

Si tenemos claro cuáles son nuestras fortalezas y dónde queremos llegar es muy probable que tengamos todo lo necesario para tener éxito pero aún nos queda un camino importante por recorrer y debemos definir correctamente cuál es el público objetivo al que vamos a querer llegar.

Además, establecer cuál es nuestro público objetivo terminarán influyendo en otras decisiones como la elección de los medios a través de los cuales comunicar.

  1. Elige aquella temática en la cual quieras convertirte en referente:

Otro de los puntos que debemos abordar es la elección de nuestra temática. Ya sabemos nuestros defectos y nuestras virtudes pero, ¿en qué somos buenos? Quizás se nos dé muy bien la cocina o podamos ser expertos en informática.

Cualquier temática puede ser buena siempre y cuando el contenido que nosotros creemos tenga calidad y pueda suponer información de valor para el público al cual queremos acercarnos. No está mal elegir una temática en la cual no somos expertos siempre y cuando estemos dispuestos a formarnos en ese campo y a hablar con propiedad.

  1. Crea tu plan de acción:

Finalmente, cuando ya tengamos los pasos previos definidos podremos marcar nuestro plan de actuación. Y establecer un plan de acción no significa generar una idea vaga de hacia dónde queremos ir y cómo queremos conseguirlo si no que implica establecer plazos, herramientas y todo lo necesario para lograr nuestro objetivo final.

Si no generamos un plan de acción con plazos concretos y en el que podamos medir los resultados es probable que no lo tomemos tan enserio.

 

 

   SEGUNDA FASE: HAZTE CON LAS HERRAMIENTAS NECESARIAS PARA CREAR TU MARCA PERSONAL:

 

  1. Invierte en aquello que quieras conseguir:

Los resultados no suelen venir solos si no que llevan detrás mucho esfuerzo y debemos ser conscientes de ello. Es muy probable que tengamos que realizar un serie de inversiones no sólo a nivel económico (como puede ser con la compra de un dominio) si no también a nivel personal (dedicando más horas de trabajo que de sueño a nuestro proyecto, formándonos en distintos ámbitos, etc..)

Es importante focalizarnos en el objetivo y en la posible recompensa para no decaer y continuar con el plan establecido.

  1. Búscate en Google:

Internet tiene mucha información sobre nosotros y, por tanto, debemos tener cuidado con aquello que hemos subido o que otras personas han compartido y que pueda afectarnos personalmente. Es importante realizar una búsqueda previa con nuestro nombre para comprobar si existe alguna información que pueda ponernos en un aprieto el día de mañana y, en tal caso, contactar con las plataformas necesarias para eliminarla.

  1. Gestiona correctamente tus redes sociales:

Las redes sociales pueden suponer una gran ventaja a la hora de ayudarnos a establecer una imagen personal acorde con lo que estamos presentando pero también pueden suponer una debacle en caso de que las utilicemos incorrectamente.

Debemos ser conscientes de que, si queremos convertirnos en una persona de referencia, las opiniones que vertamos en este tipo de medios pueden volverse en nuestra contra y presentar una imagen distinta a lo que estamos vendiendo. Por tanto, cuidado con la información que tiene Internet sobre vosotros.

  1. Realiza Networking:

El hecho de que los contactos profesionales son algo básico en cualquier profesión no es un secreto a estas alturas. Si quieres convertirte en una persona importante dentro de un determinado ámbito profesional es importante que cuides tu red profesional y que te preocupes por asistir a aquellos eventos que puedan ayudarte a establecer  contactos.

 

 

   TERCERA FASE: CONSEJOS GENERALES PARA CREAR TU MARCA PERSONAL

 

  1. Se constante:

La constancia es clave para cualquier proceso ya que crear nuestra marca personal es una carrera de fondo en la cual tendremos que invertir tiempo y esfuerzo. Debemos tener en cuenta que conseguir seguidores o clientes es muy complicado pero perder su confianza es mucho más fácil de manera que si no somos constantes podemos tirar al traste todo el trabajo que hayamos realizado de manera previa.

  1. Comparte contenido de valor:

Además, debemos optar por compartir un contenido que resulte útil a nuestro público objetivo y no focalizarnos solamente en vender nuestro producto o nuestra imagen. No hay nada peor que ser egocéntrico y no valorar lo que tenemos a nuestro alrededor porque esto acabará por penalizarnos profesionalmente y podría hacer que perdiéramos también seguidores y/o clientes.

  1. Vigila a tu competencia:

Tan importante es monitorizarnos a nosotros mismos cómo hacerlo con nuestra competencia. Debemos ser conscientes de que, en ocasiones, existen ideas que a nosotros no se nos ocurren y que lo mismo nuestra competencia si que está aplicando correctamente.

Si nos mantenemos al tanto de sus novedades podremos ver qué métodos son los que les resultan más útiles y elegir si aplicarnos o no basándonos en nuestros objetivos e intereses.

  1. Cuida tu imagen personal:

No es necesario que seamos las personas más atractivas del mundo ni que tengamos una imagen física espectacular. Pero si debemos cuidar nuestra imagen y conseguir que se convierta en una imagen que pueda atraer a nuestro público objetivo.

Siempre recordaré uno de mis profesores durante el primer año de carrera que, pese a no destacar especialmente por su belleza, conseguía que sus clases siempre estuvieran llenas. ¿Por qué? Se trataba de una persona cercana, que no se preocupaba por soltar un rollo para después irse si no que buscaba ejemplos y utilizaba otra serie de herramientas para preocuparse de que la gente aprendiera. ¿El resultado? Todos los alumnos recomendaban sus clases y ninguno suspendía.

  1. Crea una imagen digital acorde a tu imagen personal:

Si nuestra imagen personal es importante está claro que nuestra imagen digital también lo va a ser y, por tanto, debemos elegirla cuidadosamente.

Es importante elegir con detalle todo lo que relacione nuestra identidad digital porque, una vez nos asocien con una imagen, va a ser muy complicado cambiarla. Por tanto, elegir unos colores adecuados, decidir si vamos a usar o no logotipo, el tono que vamos a usar en nuestro discurso, etc… serán decisiones que debemos tomar con calma y sensatez.

  1. Conviértete en alguien “apetecible” para el público objetivo:

Como hemos comentado previamente, muchas veces no es tanto el hecho de tener una imagen física potente como el hecho de tener algún rasgo que nos permita diferenciarnos de los demás y conseguir llamar la atención de nuestros usuarios. Este rasgo puede ser una manera de hablar, de moverse, de tratar  con los demás, etc…

Debemos ser conscientes de que vivimos en una sociedad en la cual tenemos exceso de información en todos los ámbitos y nuestro cerebro finalmente se decanta por aquello que le ofrece algo diferente, que capta su atención y que le permite evadirse de la cantidad ingente de información que nos achicharra en nuestro día a día. De esta manera, tenemos que saber sacar el máximo partido a nuestra situación.

  1. Se coherente con lo que predicas:

De nada sirve crear una imagen potente si la vamos a tirar al traste a la primera de cambio. Si nosotros decidimos asociar unos valores con nuestra marca es importante que prediquemos con ellos y que no los cambiemos a la primera de cambio ya que nuestros clientes pueden sentirse engañados y emitir comentarios negativos sobre nosotros y nuestro producto.

No será la primera vez que alguna marca se ve en un serio aprieto por esto mismo y los resultados pueden llevar incluso al cierre de la empresa.

  1. Humaniza tu marca:

Muchas veces cuando elegimos el papel de expertos caemos en el error de establecer una imagen que nos distancia de nuestro público. Es como si nos pusiéramos un traje que nos permite juzgar al resto de personas basándonos en sus conocimientos sobre la temática que nosotros dominamos.
Esto es un gran error ya que al ser humano no le gusta sentirse menospreciado y, si nos posicionamos en ese papel, es muy posible que les hagamos sentirse de esa manera. Por eso es importante acercarnos a nuestro público y que conozcan nuestra parte personal, humanizar nuestra marca de manera que seamos una persona de a pie.

Es más sencillo acercarse al público cuando nos encontramos en el mismo nivel que cuando nos establecemos como alguien lejano e inaccesible.

  1. Busca la manera de llegar al público que te interesa:

Finalmente, debemos aprender a establecer también un medio de comunicación que sea adecuado y acorde con lo que buscamos conseguir y con el target con el que queremos conectar. Quizás estemos intentando focalizarnos en un público al cual es más sencillo acceder a través de medios visuales (youtube u otras plataformas de vídeo) o puede que nuestra idea sea centrarnos en comunidades de expertos a las que sea mejor que accedamos desde otros medios.

El target ya lo habremos definido previamente con lo que es necesario conocerlo en profundidad y elegir el medio adecuado para acercarnos a ellos.

RECOMENDACIONES:

 

Si quieres saber más sobre la marca personal y cómo desarrollar las relaciones profesionales os recomiendo los siguientes libros:

 

Salima
xasamu@gmail.com
No Comments

Post A Comment

Acepto la política de privacidad

RESPONSABLE: Salima Sánchez FINALIDAD PRINCIPAL: Envío de mis artículos del blog y novedades LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas. INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad y Aviso Legal (ahí debes insertar el enlace a la 2ª Capa de Política de Privacidad) Data Protection Officer (DPO): (aquí debes poner el nombre y datos de contacto de tu DPO -si lo tien *